Select Page

ROCÍO CABALLERO: DESEANDO VOLVER A DESEAR

ROCÍO CABALLERO: DESEANDO VOLVER A DESEAR

Nacida en la Ciudad de la México en 1964, es hoy día una de las figuras más
importantes de la plástica mexicana contemporánea.

Conocida por sus yuppies, término propio de la cultura norteamericana de los 80’s,
“young urban profesional”, Caballero presenta un diálogo entre sus personajes y la
decadencia de su tiempo. Jóvenes adultos que conviven entre colores cálidos y
escenarios cotidianos, como salidos de una película de Anderson, reflejan un
tiempo de incertidumbre, donde la combinación juventud, dinero, éxito social no
corresponde con la felicidad o la satisfacción que los profetas del “buen vivir”
prometían.

Caballero es egresada de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La
Esmeralda” Ha expuesto tanto individualmente como en colectivo en diferentes
partes de México, así como en Estados Unidos y Canadá. En 2002 obtuvo el
segundo lugar en la 1° Bienal de Pintura Latinoamericana y del Caribe, realizada en
la ciudad de México, México. Su obra forma parte de la colección del National
Museum of Mexican Art, en Chicago, EUA.

Amor, olvido, nostalgia, emoción y muerte son los temas que activan sus sentidos,
y que a través de una técnica precisa permiten entender el sin sentido del ideal
general; alcanzar el éxito. El uso de la máscara animal, se equipara al saco y la
corbata, elementos que ocultan la identidad y la transformar en uno más de la
colectividad. Animal que no necesita estar atado, porque está ya domesticado.
Hombres en su mayoría, pintados en lienzos de gran formato, que viven en un
sueño, casi siempre descalzos, vulnerables. Aves de la libertad, sacos de dinero,
corazones y ángeles caídos, apuntan hacia la ataraxia, la total tranquilidad, en la
ausencia ya del deseo y el temor, el ánimo perdido.

Espacios que brincan de lo abierto, a lo cerrado, de lo público a lo privado, en una
búsqueda de un nuevo diálogo, un nuevo dogma, de felicidad. Sus pinturas
funcionan como lecciones de un libro de texto, de una lámina, que hablan no sólo
del estilo de vida, también del conocimiento, del poder, e inclusive de la sexualidad.
Se retórica elocuente, nos transporta a escenarios habitados, por hombres, en
apariencia, aunque a veces asemejan payasos, llevando hasta la ironía del status
quo, en la totalidad pasividad.

Referencias y citas a espacios, pinturas, fotografías, y momentos históricos, estos
hombres son gobernantes del ideal operativo, hijos del capitalismo, se articulan
como predicadores de una nueva sociedad, de suicidas cotidianos, casi siempre, en
búsqueda de una identidad. Complejos y absurdos como somos, joven
contemporáneo original, el hombre de sus pinturas ha dejado de sentir deseo,
intranquilidad o vacío, solo habita deseando volver a desear.

About The Author

Carlos Torres Persona

Comunicólogo de profesión, artista y crítico por vocación. De perfil variado, intereses múltiples. Lo que no sé lo pregunto. El conocimiento que no se comparte, no sirve ...

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete a Nuestro Boletín!

Suscribete a Nuestro Boletín!

Recibiras algunas notificaciones de, EVENTOS, PROMOS, AVISOS, que NO serán mostrados en NUESTRA PlATAFORMA! te prometemos no ser molestos :D

Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This